miércoles, 31 de enero de 2018

martes, 2 de enero de 2018

Entrevista a Iraima Capriles “El 2018 es el inicio de los cambios estructurales que fueron acordados en el Pacto Eléctrico” (Periódico Diario Libre)

Entrevista a Iraima Capriles por Mariela Mejía.

SANTO DOMINGO. Llegó enero de 2018, el mes para el que el Gobierno pospuso la firma del Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico. Este comprende una serie de puntos consensuados que, según Iraima Capriles, directora ejecutiva del Consejo Económico y Social (CES), no significarán una mejora notable en lo inmediato en el servicio.
Ella augura que los cambios serán paulatinos y este 2018, tras su anunciada firma, define que sería más un año de cambios estructurales.
El director ejecutivo del Centro Regional de Estrategia Económicas Sostenibles (CREES), Ernesto Selman, ha sido muy crítico del Pacto. Ha vaticinado que no resolverá los problemas vitales del sector, afectado por apagones, altas facturas y déficit.
“Si es que estamos viendo hacia el 2023 alguna reducción real y efectiva (de las pérdidas) que pueda hacer la diferencia, entonces seguimos viendo que todavía va a haber una gran ineficiencia en el sector eléctrico, que todavía no se va a poder suplir energía eficiente y permanente, y no vemos cómo se reducirán los costos”, afirmó Selman.
Capriles está más optimista. Como directora del CES, estuvo al frente de reuniones que se efectuaron en el proceso y contestó las siguientes preguntas a Diario Libre.
¿Cuáles perspectivas hay en 2018 de lo que se debe cumplir del Pacto Eléctrico?
Hay que recordar que duramos casi tres años logrando consensos para el Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico y, en ese sentido, hay una serie de metas que se deben comenzar a cumplir a partir de 2018. ¿Cómo cuáles? Como el Plan de Reducción de Pérdidas. Hay un Plan de Reducción de Pérdidas y hay un cronograma de metas de cobranzas que deben entrar en funcionamiento en el 2018, ¿para qué?, para la sostenibilidad financiera del sector. Hay todo un plan y un programa de reestructuración del subsector eléctrico que debe comenzar ya, con plazos incluso establecidos a partir de la firma, que deben entrar en funcionamiento en el 2018 para que el Ministerio de Energía y Minas sea el órgano rector de todo el sistema. Eso por un lado.
Pero por otra parte, también algo que es importantísimo para este sector, que es la transparencia y el régimen de consecuencias. El régimen de consecuencias es necesario, no solamente para el cumplimiento de las metas, como la del cronograma de metas de cobranza del que te acabo de hablar, y el Plan de Reducción de Pérdidas de las Edes, de las empresas de distribución eléctrica, sino para todo el sistema que de alguna u otra manera se interrelacionan con energías renovables, con las hidroeléctricas, porque a veces pensamos solamente en las Edes, como que son la única situación en la que hay que pensar; no, hay que pensar en la transmisión, hay que pensar en la generación y hay que pensar en la distribución eléctrica. Y todo eso está engrampado para arrancar en este año 2018 con el apoyo de las fuerzas políticas, porque este no es un programa a corto plazo, este es un programa 2017, que fue cuando se terminó de consensuar el Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico 2030. Cubre tres administraciones y las beneficiarias van a ser las futuras administraciones. Esta administración es la de la disciplina.
La población dominicana, ¿qué puede esperar en 2018? ¿Habrá una mejora notable en el servicio eléctrico?
Mejora notable la vamos a ver en el futuro, me gusta hablar con la verdad, y la verdad es que todo lo que estamos haciendo es para una mejora paulatina pero sostenida en el tiempo, porque de eso se trata, de la sostenibilidad en el tiempo. Nuestro país, hay que recordar que es un país en desarrollo, con demandas de energía eléctrica que van en aumento, por lo tanto nosotros no podemos decir que va a haber una mejora sustancial de un día para otro, va a haber una mejora sustancial sostenida en el tiempo.
¿Y qué papel jugarían a futuro las plantas de Punta Catalina en todas estas planificaciones?
La Termoeléctrica de Punta Catalina lo que va a entrar es un mayor nivel de generación al sistema, es decir que, tan pronto Punta Catalina esté terminada, ahí sí va a haber una mejora sustancial porque habrá mayores capacidades de generación eléctrica para todo el país.
Cuando se informó que ya se terminaron las consultas para el Pacto Eléctrico, que estaba para firma, se dijo que hubo unos cuantos puntos en los que no se había llegado a consenso, pero igual el Pacto se podía firmar. ¿Qué pasará con esos puntos?
Bueno, uno de esos puntos es lo que me acabas de preguntar: Punta Catalina. Punta Catalina será durante un tiempo un punto sobre el que hay que discutir porque hay que pensar en un modelo de negocios a futuro, hay que pensar en una administración a futuro y entonces todo ese tipo de tema queda sobre el tintero, si se quiere, para seguir pensando y reflexionando sobre los diferentes sectores del país. Queda también el mismo régimen de consecuencias. Hay una parte del régimen de consecuencias que quedó muy claramente consensuado, pero hay una parte que hubo sectores que entendieron que había que ampliarlo, entonces esos temas quizás deben seguirse reflexionando en el tiempo.
¿El Pacto Eléctrico repercutirá en algo en la tarifa que paga el usuario?
En este momento no, probablemente ya el año que viene y el año siguiente sí va a haber un cambio, pero para mejoría del consumidor, en el sentido de que va a ser más transparente su factura, es decir, su factura va a reflejar el gasto prácticamente del hogar por completo hasta prácticamente en cada objeto, si se quiere, como forma de educar al ciudadano y a la ciudadana para el ahorro de energía eléctrica. Entonces, eso va a traer como consecuencia que, en la medida en la que el consumidor se haga más consciente de su consumo, también ahorrará más y también entonces eso influirá en el costo de la tarifa eléctrica, que ese es uno de los temas a largo plazo.
Nosotros vamos a entrar en lo que se llama una tarifa de transición hacia una tarifa de referencia, que es la que va en el futuro a ser la tarifa técnica, que esa reflejará al centavo lo que cuesta la energía eléctrica en la República Dominicana, es decir, todo eso es contribución a la transparencia, y todo eso beneficia al consumidor final.
¿Y qué se ha contemplado para las personas que no pagan la tarifa?, que se roban la energía, como se dice.
Eso está dentro del Plan de Reducción de Pérdidas. Recuerde que el año pasado, cuando estábamos en el trabajo de calcular de cuánto es que son las pérdidas, estamos hablando de que hay lugares del país donde las pérdidas son de un 32 por ciento y ese 32 por ciento se programó, se pautó reducir a un máximo de un 15 por ciento para el año 2023, es decir, que al año 2023 el máximo de pérdida tolerable es de un 15 por ciento, lo cual quiere decir que habrá medidas lo suficientemente enérgicas y firmes como para que el robo y el fraude en la electricidad sea un asunto del pasado.
En resumen, ¿el 2018 sería como el comienzo de cambios estructurales?
Así mismo. El 2018 es el inicio de los cambios estructurales que fueron acordados en el Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico, así mismo como todo lo que tiene que ver con reducción de pérdidas, también lo que tiene que ver con cronograma de cobranzas y todo lo que tiene que ver con transparencia y régimen de consecuencias.

Publicado el 2 de enero de 2018 en el Periódico DIARIO LIBRE por Mariela Mejía.